:::: MENU ::::
  • Ing. Arnaldo Abreu
  • PUBLICIDAD

  • Ing. Arnaldo Abreu

  • PUBLICIDAD

sábado, 5 de marzo de 2022

 

¿Qué es la tasa de rebote?

Google define la tasa de rebote como una sesión de una sola página en un sitio web. Es decir, que el rebote se calcula cuando un usuario accede nuestro sitio web, visita una sola página y se marcha sin seguir un enlace, hacer clic en alguna parte de la página o visitar otra página dentro de nuestro sitio web.

                                                                             publicidad



A pesar de que una tasa de rebote muy alta puede ser señal de un problema en el sitio web o alguna de sus páginas, este no es un factor que afecte al SEO.

Cuando se produce un rebote, significa que el usuario no solo abandona la página que ha visitado, sino que también sale de nuestro sitio web. Una tasa de rebote alta puede ser un indicio de una mala experiencia de usuario, aunque también es posible que el contenido no haya sido el que esperaba el usuario o este era de mala calidad.

Por otro lado, una tasa de rebote alta también puede ser el resultado de una experiencia de usuario positiva. Por ejemplo, si el usuario buscaba una receta concreta y, al acceder a nuestro sitio web la encontró y le gustó, es posible que haga una copia de la receta y se marche de nuestro sitio web sin visitar otras recetas. En este caso, lo ideal sería que guardase la página en marcadores.

A pesar de que una tasa de rebote no siempre es signo de un problema, sigue siendo importante analizar con cuidado este factor y asegurarnos de que no está causado por un mal funcionamiento o por la baja calidad de nuestros contenidos. Para ello, compartimos contigo algunos consejos con los que mejorar la tasa de rebote:

                                                                            publicidad



-Tiempos de carga: Hemos de analizar los tiempos de carga de cada página web de nuestro sitio, asegurándonos de que son correctos y de que no tenemos páginas con problemas de carga.

-Experiencia de usuario: Hemos de asegurarnos de que la navegación por nuestro sitio web es sencillo. Para ello, hemos de contar con etiquetas, categorías y secciones bien identificadas y separadas, con colores agradables y llamativos.

-Diseño: En este sentido, la experiencia de usuario pasa por un diseño funcional y atractivo. El diseño de nuestro sitio web debe ser intuitivo, para que facilite la navegación.

-Mejorar la búsqueda interna: Muchos sitios web olvidan lo importante que es el buscador interno, ya que los usuarios buscan contenido dentro del propio sitio web. Hay que configurar correctamente esta herramienta, que debe ser fácil de encontrar y de usar.

-Mobile First: Hemos de asegurarnos de que nuestros sitio web son responsivos y se adaptan correctamente a la navegación móvil, ya que cada día son más los usuarios que acceden a Internet desde el móvil. Una mala experiencia, con un diseño no adaptado, puede causar que los usuarios abandonen nuestro sitio web.

-Fáciles de leer: El contenido debe tener un formato claro y eficaz. El texto debe ser visible para todo el mundo, incluso para aquellos con problemas de visión. Para ello, lo ideal es utilizar un fondo blanco y una tipografía en color negro y de tamaño grande.

-Formato del contenido: El contenido debe tener un formato adecuado, para ello, lo ideal es escribir utilizando frases cortas y párrafos de no más de cuatro o cinco líneas. De esta forma, el usuario puede escanear el contenido y encontrar aquellas partes que le interesan.

-Evitar los popups: Los popups son elementos que «saltan» y ocupan el espacio visual de un sitio web, habitualmente se utilizan para invitar al usuario a suscribirse o descargar un lead magnet. Estos elementos son molestos para la navegación y, cuando se navega desde el móvil, pueden bloquear por completo el contenido, haciendo que el usuario abandone la página.

-Anuncios: Del mismo modo, hemos de evitar también el uso de anuncios en vídeo o de tamaño muy grande, ya que pueden distraer o engañar al usuario, haciendo que pinche sobre él y abandonando nuestro sitio web.

-Estrategia de enlaces internos: Una buena forma de evitar el aumento de la tasa de rebote es crear una estrategia de enlaces internos que invite a los usuarios a seguir consumiendo contenidos de nuestro sitio web de forma sencilla. En este sentido, hemos de revisar que los enlaces funcionen correctamente y también que los enlaces al contenido interno se abran en una nueva pestaña.

-Crear contenido nuevo: Crear contenido de forma continua ofrece a los usuarios que visitan una página web muchas más opciones, con diferentes temáticas y contenidos que les permitan quedarse más tiempo en un sitio web.

fuente

0 comments:

Publicar un comentario

Escribeme por WhatsApp Click aqui