Hasta este jueves, el Ministerio de Trabajo registraba solicitudes de 36,015 empresas para suspender los contratos de un total de 434,620 trabajadores, según confirmó el titular de ese despacho, Winston Santos. Las solicitudes de suspensión de los contratos se deben a la situación que atraviesa la República Dominicana por la pandemia del COVID-19. Negocios no calificados como esenciales tuvieron que cerrar sus puertas en el estado de emergencia que se encuentra el país. Hasta el mediodía del pasado lunes, 8,879 empresas habían suspendido los contratos de 118,375 trabajadores, una cifra que crece a medida que pasan las horas. Fuente Diario Libre