El presidente de EE.UU.., Donald Trump, puso este domingo a disposición de los estados de Washington, Nueva York y California, los más afectados por los contagios del COVID-19, la Guardia Nacional para apoyar sus esfuerzos contra el coronavirus. “Estos estados han sido los más afectados”, aseguró el gobernante durante la conferencia de prensa diaria del grupo de tarea sobre el coronavirus en la Casa Blanca. Amparado bajo el título 32, que define el papel de la Guardia Nacional -una fuerza de reserva que opera en cada estado y que pasa bajo control del presidente en tiempos guerra o crisis-, Trump indicó que el Gobierno federal asumirá los costos del envío de las unidades.