El gigante de Redmond mantiene su compromiso total con Windows 10 Mobile, un sistema operativo que como sabemos está lleno de posibilidades, gracias sobre todo a funciones avanzadas como Continuum, aunque es cierto que Microsoft podría haberlo hecho mejor desde el principio.
Hablamos de la decisión de limitar su llegada a un número muy bajo de terminales, y también de la idea de que sólo ciertos modelos con especificaciones concretas puedan acceder a funciones como la ya citada Continuum, algo que acabó pasando factura a Microsoft.
El caso es que a pesar de que Windows 10 Mobile ya no es una prioridad para los de Redmond esto no quiere decir que vaya a quedar abandonado, de hecho va a ocurrir todo lo contrario, ya que el propio Terry Myerson ha confirmado que no pueden permitirse dar la espalda a los dispositivos conectados y basados en chips ARM.
Según sus propias palabras una vez que sales de ese sector es muy complicado volver a empezar, así que Windows 10 Mobile se mantiene como una pieza central en la estrategia de Microsoft ya que permite a los de Redmond mantener su presencia en un mercado clave tanto a corto como a largo plazo.
Habrá que ver, eso sí, los cambios que introduce la compañía en los meses venideros, pero desde luego podemos estar seguros de queWindows 10 Mobile llegó para quedarse.